febrero 21, 2020
tower bridge

Tower Bridge, el puente que domina al Támesis

El puente transformado en ícono londinense

Es de sobras conocido por todo el mundo, el Tower bridge se convirtió en un símbolo de Londres.

(Que sería el imán de la nevera sin este icónico edificio victoriano?.)

Hoy vamos a recorrer un pedazo de su historia, de su construcción y de lo que significa hoy día para los ciudadanos y turistas que lo visitan.

Nosotros tuvimos la ocasión de verlo tras caer el sol, puedes leer el fragmento en el articulo de Londres.

Con sus luces encendidas, adornando el río, se alza impasible al tiempo recordando épocas pasadas.

Cuando la ciudad posiblemente más industrializada del mundo por aquel entonces, lo cubría con el famoso Smog.

La construcción del Tower Bridge

Con el rápido y desmedido crecimiento de Londres en la época del apogeo industrial, era cada vez más necesario unir las dos orillas que separaba el río támesis.

Por eso se decidió ponerse manos a la obra y levantar el Tower Bridge.

No confundir con London Bridge, qué es el primero que se construyó y no le llega a la suela de las torres.

Después se procedió a la creación de muchos más a lo largo del río.

Pero este seria el mas importante.

Como te podrás imaginar por aquel entonces, el transporte más utilizado eran los barcos.

Ya que el material podía llegar a cualquier punto de la ciudad sin apenas esfuerzo.

Pero para ello había que construir un puente levadizo, para que el tráfico no se viera afectado.

El tower bridge fue construido como puente levadizo.

El mecanismo del mismo era impulsado por máquinas de vapor.

Exacto! igual que en el Titanic, había unos tíos echando carbón a paladas, supongo que ese proceso debía llevar su tiempo.

En total se tardaron ocho años para levantar el puente y su construcción fue terminada en el año 1894.

Casi, casi cuando nacimos muchos de nosotros verdad?.., algunas de las casas actuales tan modernas no aguantaran ni la mitad que el famoso coloso.

Si te fijas entre las dos torres del puente, podrás encontrar dos pasarelas.

Las mismas se destinaron al paso de peatones, no obstante se cerraron en el año 1910.

Sabes por que?.

El ser humano es tan inteligente que preferia esperar aque el puente se cerrara.

Supongo que contaba como excusa al llegar tarde al trabajo, si no , no me lo explico.

En el 1982, fueron cubiertas para pasar a formar parte de la visita a la exposición interior del tower bridge.

Booking.com

Visitando el interior del Tower Bridge

Si quieres indagar en el funcionamiento del puente sin duda esta visita es obligada.

Claro está que en este momento se han puesto al día y el vapor pasó a ser cosa del pasado.

La maquinaria forma parte de la expo, y te muestran cómo funcionaba.

Además también descubriras datos importantes sobre la colocación del mismo en la ciudad.

Para los amantes del vértigo tengo una genial noticia, el suelo de la pasarela es de cristal!.

Ale, ahora a perderos esa visita, quedáis avisados.

Medidas totales del puente

  • Longitud: nada desdeñables 244 metros.
  • Altura: 65 metros, ya os avise, abstenerse personas con vertigo.
  • Anchura: 16 metros, esos autobuses de doble piso pueden pasar de sobra.
  • Gálibo de navegación: Con el puente cerrado 8,6 metros pero una vez abierto llega hasta los 42,5.
  • Fue ideado por el arquitecto Horace Jones.

Cómo llegar

Para tu tranquilidad tienes un par entradas de metro por la zona del tower bridge.

Puedes llegar desde:

  • Líneas Circle, DLR y District.
  • Tower Hill (la más cercana).
  • Monument (un poco más alejada) pero pasa por el London Bridge.

Sólo necesitas coger la línea correcta:

En autobús solamente deberás buscar una de las siguientes líneas:

501, 133, 25, 22B, 15B, 15, 11, 9 y 8

Precios y horario

Precio

Entrada: 9,80 Libras.

Niños de 5 a 15 años: 4,20 Libras.

Estudiantes y personas mayores de 60 años: 6,80.

Los menores de 5 años entran gratis.

Con el London Pass está to pagao.

Horario

De abril a septiembre abre de 10:00 a 18:00.

De Octubre a Marzo abre de 9:30 a 17:30.

Pawel Jerzy Drozd

Emprendedor, curioso, amante del mundo y dispuesto a recorrerlo de punta a punta.

Ver todas las entradas de Pawel Jerzy Drozd →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *